Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
Datos sobre juventud y discapacidad

Primero personas

Gente sentada en casa inju mirando una mesa de autoridades
Fecha: 11/12/2017
Autor: MIDES

INJU presentó junto a Pronadis y la Dirección Nacional de Monitoreo y Evaluación de MIDES datos sobre la relación entre juventud y discapacidad. La publicación ConTexto del Observatorio Social de Programas e Indicadores reveló que en Uruguay hay 49.338 jóvenes con algún tipo de discapacidad, es decir, un 6,5 % del total de la población de entre 14 y 29 años. Sólo el 11% de los jóvenes con discapacidad severa están activos en el mercado laboral y 4 de cada 5 no asiste al sistema educativo. Por ende, están más expuestos a sufrir vulnerabilidad socioeconómica.

Según datos del Censo 2011, 49.338 jóvenes de entre 14 y 29 años presenta algún tipo de discapacidad, ya sea para ver, oír, caminar y/o entender. Esto representa un 6,5% del total de jóvenes. Más de la mitad de ellos se concentra en Montevideo (34,4%) y Canelones (17,2%).

Del análisis de esta población surge que más de la mitad (52,8%) pertenece a hogares con una o más Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), respecto a sus pares sin limitaciones (39,7%). Las principales carencias se encuentran en confort, vivienda y educación, siendo más pronunciadas en los jóvenes con alguna discapacidad.

Este grupo de jóvenes que se estudió, respecto a los jóvenes sin ninguna discapacidad, también presenta menor índice de asistencia al sistema educativo, siendo más pronunciado el ausentismo y la deserción entre aquellos que tienen limitaciones para ver u oír que entre aquellos que presentan alguna discapacidad para entender o caminar.

No obstante, los datos indican que algunos tipos de discapacidad, como las vinculadas a la movilidad o el entendimiento, presentan mayores barreras para la inclusión social.

En cuanto a su inserción y permanencia en el mercado laboral, el estudio revela que el 60% de los jóvenes sin ninguna discapacidad son activos, mientras que el 11,6% de los jóvenes con limitaciones severas lo son.

En cualquiera de los caso, lo que se desprende del informe es que la complejidad de este problema exige pensar una oferta adecuada de políticas públicas para poder cubrir la multiplicidad de realidades.

En este sentido, durante la presentación del informe el director de INJU, Federico Barreto, se refirió a que “no se trata de hacer políticas homogéneas, sino de reconocer a los jóvenes en su diversidad”.

Otro aspecto a tener en cuenta es que, entre la población evaluada, los factores de vulnerabilidad tienden a reproducirse y superponerse. De esta manera, existe más prevalencia a sufrir vulnerabilidad entre los jóvenes afro (9%) que entre aquellos que no lo son.

“Somos bien autocríticos. Estos datos nos invitan a redoblar la apuesta”, expresó Barreto, quien invitó a “seguir avanzando con la sociedad civil organizada como principal aliado”.

El director de INJU adelantó que para el año 2018 se realizará una nueva edición de la Encuesta Nacional de Adolescencia y Juventud (ENAJ), donde se podrá profundizar más en estos temas, teniendo en cuenta, entre otros aspectos, el nuevo paradigma de discapacidad.

En este sentido, la directora de Pronadis, Begoña Grau, recordó que dicho paradigma implica que la discapacidad se define sobre todo por los obstáculos que la sociedad interpone entre las personas y el desarrollo pleno de sus capacidades, y no en las limitaciones que éstas puedan tener.

Grau destacó además que “la sociedad reclama todo el tiempo datos de calidad”, por lo que este documento es “de mucha ayuda” para la construcción del debate y de políticas concretas, como la Ley de empleo para personas con discapacidad, que catalogó como “un gran desafío”.

Entre los principales avances en materia de discapacidad vinculada a la población joven se encuentran las prestaciones del recientemente implementado Sistema de Cuidados, que beneficia a jóvenes con alguna discapacidad, pero también a aquellos que tienen hijos con alguna dificultad; y los cupos que se abrieron especialmente para personas con discapacidad en el programa “Yo estudio y trabajo”.

“Pronadis puede acompañar, pero las personas con discapacidad ante todo son personas, son jóvenes, en este caso, por lo que la pelota está en la cancha del INJU”, cocluyó Grau, en línea con este nuevo paradigma que entiende a la personas como tal, una persona a la que el Estado y la sociedad toda debe garantizar su desarrollo, más allá de sus posibles limitaciones.

 

 

Línea gratuita del INJU 0800 4658
Acceso a redes sociales Cuenta oficial del INJU en Instagram Cuenta oficial del INJU en Twitter Canal oficial de INJU en Youtube Cuenta oficial del MIDES en LinkedIn Cuenta oficial del INJU en Facebook